viernes, 17 de septiembre de 2010

Memoria Da Noite



El título de una de las canciones que más me gustan de Luar Na Lubre, que relata el fatídico día
en el que el Prestige vertió su funesta carga en nuestras costas, en el mar que es sustento y sufrimiento al mismo tiempo para miles de familias.
Pero dejando de lado la historia, esas tres palabras son un poco el significado de lo que soy, pues la noche es mi hábitat, mi refugio, mi terreno.
El astro que me ilumina lejos de ser el Sol, es la bendita Luna, de la que tomé mi nombre, aunque inconscientemente parece que estaba predestinado que yo acabara llamándome así y no como en su día me pusieron.
Soy pues un ser nocturno, las estrellas son testigos de mi vida y confidentes de los pensamientos más profundos, recibo del aire secretos que ignoran los que en esos momentos duermen, guardo en la mirada los rayos de mi Señora de Plata y cuando el alba comienza a despuntar, me retiro deseando que así como la luz renace después de la oscuridad, así sea en los corazones de las personas que poco a poco van despertando y se enfrentarán a su realidad un día más.
Como espero y así debe de ser, un día me sumaré a ellos, pero mi lugar será siempre cualquiera debajo de un cielo estrellado.
En el ocaso está mi esencia y como Venus, el lucero, soy la primera en llegar y la última en marcharme.
Cronista en las sombras cuando el mundo descansa, memoria de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada